en flag
nl flag
zh flag
fr flag
de flag
ja flag
ko flag
ru flag
es flag
Listen To Article

No pensé que alguna vez sería amigos con John Cena, pero supongo que Covid-19 nos ha llevado a todas a situaciones sorprendentes. De vuelta en el seminario, amigos míos recolectaron recortes de cartón de tamaño natural, como los que verías en una sala de cine. Los metieron en los apartamentos de otros amigos, dejándolos como sorpresas aterradoras cuando encendiste la luz en el sótano inconcluso. Muchos de los recortes eran personajes de Star Wars. Uno era John Cena, de fama pro-lucha.

«No se preocupe equipo. Encontré a alguien para hacerme compañía durante la cuarentena. Es bastante inútil en la cocina, desafortunadamente».

Cuando me mudé por primera vez a la casa parroquial en Grand Haven y la gente estaba bromeando sobre vivir en una pecera, pensé en jugar esto tomando prestado a John Cena y metiéndolo en las ventanas de vez en cuando. Nunca terminé haciendo esto, y luego descuidé de devolver a John, así que fue relegado al sótano para sentarse doblado en un estante durante tres años y luego golpeó la cuarentena. Y estaba agradecida por la preocupación de la gente sobre cómo estaba viviendo sola en una casa grande. Pero su preocupación me hizo darme cuenta de que no estaba sola. Tuve a John Cena.

«Le pedí a John que me ayudara con mi trabajo de investigación. Lástima que sea basura con las citas.»

Así comenzó la documentación de John que me acompañaba en las próximas semanas. Cocinar juntos, investigar, ver una película. No estaba mucho en el departamento de conversación, pero 10/10 por habilidades de escucha.

«Nuestra mañana Yoga con Adrienne. John está teniendo problemas para superar la postura de montaña».

No había sacado a Cena durante todo junio y julio, así que estaba encantado, mientras planeaba un bautismo al aire libre hace unas semanas, cuando los padres preguntaron si John podía asistir. Estaba, por supuesto, feliz de complacerlo. Esta fue posiblemente la mejor foto #quarantiningwithCena hasta la fecha. Completo con John «sosteniendo» al bebé. (Y aquí siento que debo decir que Cena permaneció en el coche para el bautismo real, sacado sólo después de que la mayoría de la gente se había ido). Le cubrimos la toalla bautismal sobre el hombro. La hilaridad se produjo.

El bautizado estaba menos seguro de esta situación que Cena.

Cuando un amigo de Facebook comentó en el post, «Deja que Laura roce un poco de ligereza en un momento sacramental», bromeé, «¿Cuáles son los sacramentos si no comedias de la naturaleza más profunda?» No quise decir nada con esa respuesta, pero cuanto más pensaba en ello, más me di cuenta de que era verdad. He estado predicando a través de Génesis este verano, y un mayor elenco de personajes engañosos, traicioneros y engreídos que sería difícil encontrar. Sin embargo, por alguna razón inexplicable, Dios decide seguir adelante con ellos. Al principio encontré esta cita de Frederick Buechner, y ha proporcionado gran parte de la columna vertebral de la serie: «Una buena broma es aquella que te atrapa por sorpresa, como la de Dios, por ejemplo. ¿Quién habría adivinado que Israel de todas las naciones sería el que Dios escogió o Sara tendría Isaac a la edad de noventa años o el Mesías se presentaría en un pesebre? ¿Quién podría ver venir el ornitorrinco de pico de patos o los Estilitos de San Simeón o el personaje que actualmente ocupa el púlpito en el Primer Presbiteriano? La risa en cada caso resulta de asombro deleite ante la pura inesperación de la cosa.Bromas de Satanás, por otro lado, por lo general se puede ver a una milla de distancia. Tan pronto como la serpiente llegó deslizándose hacia Adán y Eva, casi cualquiera podía decir que la risa iba a ser sobre ellos. Que una persona tan irreprensible, erguida y de buen tacón como Job tenía que sacar la alfombra de debajo de él antes de que acabara. Que Fausto, siendo Fausto, estaba seguro de ser estafado fuera de su alma. Y así sucesivamente.En el último análisis, el único que recibe gran parte de las bromas de Satanás es el propio Satanás. Con la de Dios, sin embargo, incluso los cínicos más endurecidos y los pesimistas más amargos tienen dificultades para reprimir una sonrisa ocasional. Cuando Dios realmente se pone en marcha, incluso las estrellas de la mañana estallan en cantar y todos los hijos de Dios gritan de alegría.» ¿Cuáles son entonces los sacramentos, pero regularmente repetidos punchlines de la broma más grande jamás contada? ¿Quién podría imaginar que Dios reclamaría a una persona en su familia, haciéndolos herederos del reino, sin otra razón que su deseo de hacerlo? ¿Quién podría haberlo visto venir aquella mañana cuando el Hijo de Dios que estaba muerto dejó de estar muerto? Era una cara de cabeza que debía haber dejado a los demonios girando en sus pistas mientras los ángeles se reían «de asombro deleite ante lo inesperado de la cosa». La comedia, en particular la comedia de pie, es más divertida cuando se puede encontrar en la broma, cuando se sabe perfectamente la verdad implícito en lo absurdo. Uno de mis comediantes favoritos es Michael McIntyre, que me tendrá en puntos de sutura simplemente describiendo la terrible experiencia de colgar un reloj en la pared y perder constantemente la uña. Todos hemos estado allí. Con seguridad en este lado de esa prueba, podemos reírnos de ella. Lo que hace que los sacramentos sean tan asombrosos, tan sorprendentes, tan cómicos en el fondo, es que nos encontramos en la broma, en la historia. En lo ordinario del tazón y la mesa, se nos dice una verdad acerca de nosotros mismos que difícilmente podemos creer — que la muerte y resurrección de Cristo fueron para nosotros, que la gracia del pacto de Dios es para nosotros, que la invitación a la fiesta de bodas del cordero tiene nuestro nombre en el sobre. Nosotros mismos somos parte del gran proyecto de Dios al revés y de derechos de restauración del reino, y eso es cierto incluso cuando toda la evidencia sugiere que tal verdad es absurda. Cuando toda la evidencia sugiere que el mundo va al infierno en una canasta de mano, y el mal ha ganado el día, y la muerte está saliendo de cada esquina. Muchos de nosotros, frente a esa evidencia, hemos recurrido a la comedia en los últimos meses: sátiras y ponernos de pie, reinicios de sit-com y anclas nocturnas que se transmiten desde sus cocinas. Recortes de cartón que no pueden superar la postura de montaña. Pero toda nuestra vida está envuelta en la historia con la mejor punchline de todos — que este no es el final de esto. La muerte ha sido tragada por la victoria, y Dios está en el trono. Las estrellas de la mañana cantan.

Cita tomada de Frederick Buechner, Beyond Words.

Laura de Jong

Laura de Jong serves as pastor of Second Christian Reformed Church in Grand Haven, Michigan.

9 Comments

  • I love it. Jesus had a great sense of humor too, with his log-in-your-eye critics, for example, or his extravagantly foolish characters in Luke 15–searching shepherd, woman throwing a party that cost her found coin, prodigal father–to crack open our minds and realize that yes, incredibly, God loves us at least that much. And Buechner is masterful at showing us our foibles in his descriptions of Abraham and Peter in Peculiar Treasures.

  • Jan Zuidema says:

    I’ve been waiting for John to somehow show up here – he must be so pleased to have made the Reformed big time! Leave it to you and said friend to uncover the absurdity of the story. In reading through the Bible this summer and being reacquainted with the details of each OT story, one is struck by how God plays out his purpose through situations that are both tragic and comedic, using people as flawed as each of us. What a joy to be reminded that we are part of this story “with the best punchline of all”!

  • Scott Hoezee says:

    Great stuff, Laura! And Buechner has been so good on this stuff, including the scene where Sarah laughs at the angel’s promise of–finally after 24 years since the first promise–a child in one year. Look closely, Buechner said, and the angel’s shoulders were shaking in mirth a too. And just to show God can both give and take a joke, the angel says “And when the little guy is born, name him Giggles so we will never forget this moment!” Now THAT’S funny!

  • Daniel J Meeter says:

    Marvelous, thank you.

  • Carl Fictorie says:

    Satan laughs at us. God laughs with us.

  • Nancy Meyer says:

    Loved this post! Thanks Laura.

  • RLG says:

    Thanks, Laura, for another interesting and smile inciting article. I like what you say about a good joke being one that catches you by surprise and then relating such surprise to God and his interactions with people, especially his chosen people. Isn’t that the nature of miracles, always attributed to God (or the supernatural) whether directly or indirectly. They catch us by surprise. You say, – “Comedy – particularly stand-up comedy – is funniest when you can find yourself in the joke, when you know full-well the truth implicit in the absurdity…” – Miracles are that way. They are absurdities because they defy common sense. You also say, – “We ourselves are part of God’s great upside-down, set-to-rights project of kingdom restoration, and that’s true even when all the evidence suggests such a truth to be absurd.”

    That’s the nature of religion(s). All religion depends on the supernatural to get people’s attention. Religion without God, the supernatural, or the gods is no religion at all. Without miracles, religion would simply be psychology or story that is flat. All religions, and there are thousands, depend on the supernatural acts empowered by God or the anti-heros, Satan and demons. And because all religion depends on the absurdity of the supernatural, most people easily dismiss all religions but their own. Our miracles (although absurd) are reliable, and the miracles of other religions are false because their miracles are absurd. Believe me, Christian miracles are just as bazar or more so than those of other religions. So, who is the joke on? Thanks again, Laura.

  • David A Hoekema says:

    My late father, a very serious Reformed theologian, had a book on his shelf entitled De humor en de Bijbel, or maybe Komedie en de Bijbel, and he used to take delight in translating excerpts. They never struck me as very funny, sad to say — there wasn’t much relating to the classic themes of comedy from a ten-year-old’s perspective, such as poop and farts. But when we find a way to read both OT and NT stories with fresh eyes there is lots of comedy of the absurd. It’s not a coincidence, I think, that there are echoes of Biblical diction and imagery in Beckett and Camus. But the Bible is lots more fun.
    But as to John, the pastor’s companion I have not yet met in the, so to speak, flesh: I think you are letting him off too easy, Pastor Laura. In addition to mountain pose I’ll bet he would be terrific at savasana, and what about inverted poses? Way better than me, for sure.

  • Outstanding. What a different perspective from what I am used to hearing. Many thanks.

Leave a Reply