en flag
nl flag
zh flag
fr flag
de flag
ja flag
ko flag
ru flag
es flag
Listen To Article

Pobre Elijah. Ha tenido una semana. Un minuto está montando un espectacular golpe de Dios en el Monte. Carmel, llamando fuego del cielo, condenando idolatría, matando a los sacerdotes de Baal. Al minuto siguiente, corre una maratón tratando de vencer una tormenta. Luego huye al desierto para evadir las amenazas de muerte de una reina despiadada. No es de extrañar que finalmente se acueste bajo un árbol de escobas y le diga a Dios: «Ya he tenido suficiente».

Dios entiende, sin embargo, que a veces en una crisis, las cosas más pequeñas hacen la mayor diferencia. Así que un ángel ministrante aparece con un poco de pastel caliente y un poco de agua. Después de una buena siesta, otra dosis de pastel de ángeles y un poco más de aliento, Elías está listo para seguir adelante. Él tiene encuentros más profundos con Dios aún por venir.

I Kings 19 no dice nada sobre el ángel trayendo a Elías cualquier material de lectura para pasar el tiempo mientras descansa en el desierto, pero apuesto a que si Elías tuviera un teléfono celular y pudiera obtener servicio, él querría desplazarse a través de un blog diario con ensayos cortos recordándole que, mientras trataba de averiguar cómo servir a Dios en un mundo confuso, no estaba solo.

Ya ves a dónde voy con esto. Lo más probable es que no pases tus días desafiando a los sacerdotes de Baal o huyendo de los malvados tiranos, al menos no literalmente. Pero vivimos en un mundo confuso, y nos agotamos, y necesitamos fortalecernos unos a otros en discernimiento, para alentarnos unos a otros hacia encuentros más profundos con Dios.

Es por eso que estoy agradecido por el blog The Twelve, que es un espacio importante donde los escritores reformados tratan de hablar fuera de la práctica cristiana fiel y el pensamiento de principios, para hablar con humor y sabiduría, para mezclar el fervor profético con el buen sentido común. La comunidad que hemos construido es tan importante.

Ninguno de nosotros necesita desesperarse, como lo hizo Elías en sus peores momentos, de que estaba solo. Aquí tenemos una comunidad de lectores y escritores que comparten una profunda confianza en que Dios está redimiendo al mundo, a través de nosotros y a pesar de nosotros.

Acabamos de completar ocho años completos de publicaciones diarias. Eso es casi 3000 ensayos, de docenas de escritores. Cada día, reflexionamos y reflexionamos y desafiamos, bromeamos y lamentamos y consideramos, invitando a nuestros lectores a unirse a nosotros en el trabajo diario del discipulado fiel. Aquellos de nosotros que escribimos para Los Doce esperamos que nuestros lectores puedan depender, cada día, de encontrar un poco de sustento nutritivo aquí.

Gracias por apoyar el blog a través de sus fieles lectores. Estaríamos agradecidos si pudiera ayudarnos con su apoyo financiero para que podamos seguir adelante con esta buena cosa. Da un regalo de una sola vez o, mejor aún, ayúdanos con una donación mensual. A veces, las cosas más pequeñas hacen la mayor diferencia. Gracias.

Hay botones azules Done en las afueras de su pantalla.Al hacer clic en uno le permitirá dar hodayto apoyar Reformed Journal y su blog diario The Twelve.Regular contribuciones son especialmente bienvenidas. ¿Podrías hacer $5 al mes? Muchas gracias.

Debra Rienstra

I am a writer, professor, amateur musician, science fiction fan, and lifelong member of the Reformed Christian tribe. I am also the mother of three children old enough now that I can’t tell you exactly where all of them are at the moment. For my day job, I teach early British literature and creative writing at Calvin College, where I have been on the faculty for twenty years and still need to pedal fast to keep (mostly) ahead of smart, feisty undergraduates. I have published three books, over a hundred essays for The Twelve, and numerous articles, poems, and reviews in popular and scholarly contexts. I have a B.A. from the University of Michigan (Go Blue!) and a M.A. and Ph.D. from Rutgers.

One Comment

  • John vanStaalduinen says:

    Here we have a community of readers and writers who share a profound trust that God is redeeming the world—through us and despite us.
    This is the most profound sentence in this blog in my opinion.
    There are times when I am puzzled by what the blogger wrote, and times when the blog seemed to reinforce that concept that God is in control.
    There are times when I wonder about how “reformed” the author actually is.
    There are times that I was frustrated by the politically inappropriate nature of the blog.
    There are times when I shudder to think that the bloggers as professors have so much influence on student thought.
    I will continue to read and challenge my thinking on the blogs content matter.

Leave a Reply